marzo 3, 2021
lavadora ropa

La lavadora no expulsa el agua: soluciones

Seguramente a todo el mundo le ha pasado alguna vez. La lavadora se queda con el agua dentro y se para. Y por mucho que intentes ponerla a vaciar y centrifugar no avanza. O incluso no centrifuga correctamente o se queda la puerta cerrada con la ropa dentro.

Y seguramente la lavadora esté marcando algún tipo de error, como E06, E18, E36-10 o varias luces parpadeantes; cada modelo y fabricante tiene marcado su propio código de errores. Pero el resultado es que si vamos al manual indica «tiempo de desagüe excedido» o «imposible desaguar».

Este tipo de avería es frecuente, y lo normal es que tenga fácil solución. Ahora te voy a dar los trucos sobre que hacer para solucionar este tipo de avería. Puede estar provocado por varios motivos, pero voy a empezar por lo obvio.

Revisar el filtro

Todas las lavadoras tendrán un filtro de pelusas en la parte inferior de la lavadora. Normalmente es una rosca que se puede quitar y vaciar todo el agua, mirar si hay algo atascando la bomba de desagüe y volver a cerrar.

Antes de abrir el filtro de la bomba de desagüe conviene que la lavadora no tenga agua. Si está llena quizá puedas vaciar la gran mayoría con una taza, o, dependiendo del modelo, a través de un pequeño tuvo de drenaje situado al lado de la tapa de la bomba.

Filtro de pelusas de lavadora
  1. Quita la mayor cantidad de agua posible antes de quitar la tapa filtro
  2. Coloca unas toallas en el suelo para evitar que se desparrame todo el agua por el suelo
  3. Desenrrosca el fitrlo, limpia todo lo que pueda haber en el interior y vuelve a enroscar.

Si tras hacer esta operación la lavadora sigue sin funcionar correctamente quizá haya que pasar al siguiente paso.

Echa un ojo a las tuberías del desagüe

Si tras revisar el filtro y la bomba de la lavadora sigue sin funcionar, toca mirar en las tuberías de la vivienda. Si la lavadora está en la cocina seguramente la conexión de la lavadora esté debajo del fregadero. Localiza el tubo y suéltalo. Normalmente puede ser que haya algo de porquería en las conexiones. Desmonta el tubo y si tiene un adaptador, también desenróscalo para revisar que no haya una moneda o algo atascado en el codo.

Si sigue sin haber nada asegura que las tuberías traguen correctamente. Quizá haya un atasco que no se pueda ver. Si este es el caso quizá toque llamar a un fontanero para que desatasque las tuberías, o sino probar con un producto desatascador de tuberías (por cierto, ¡nunca echar uno de estos productos dentro de la lavadora!).

Quizá esté estropeada la bomba de desagüe…

No es lo más normal, pero en última instancia quizá esté estropeada la bomba de desagüe y quizá por eso el agua se queda en el interior de la lavadora. Pero si estás casi seguro de que la bomba de desagüe funciona también pudiera ser que tenga algún objeto obstruido entre el tambor de la lavadora y la bomba de desagüe. No es fácil acceder a ella pero si eres un valiente puedes hacerlo tu mismo: 1) tumba o inclina la lavadora para acceder a ella por abajo; 2) localiza el tubo que conecta la bomba con la cuba; 3) suelta y limpia la obstrucción.

El momento de llamar al técnico

Cuando ya has realizado todo lo que podías y ya no sabes que puede ser, quizá sea el momento de llamar a un técnico cualificado en reparación de electrodomésticos.

Desde keaparat recomiendo siempre llamar al Servicio Técnico Oficial de cada marca, ya que aseguran que saben el funcionamiento exacto de cada aparato. Si tienes un seguro con cobertura de electrodomésticos, pues es el momento de hacer uso de ello, para que puedas ahorrarte parte de la reparación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *