noviembre 25, 2020
cocina_moderna

Los secretos para el mantenimiento de tus electrodomésticos

Seguramente estarás de acuerdo conmigo de que los electrodomésticos no duran lo que duraban antes, pero si que se puede alargar la vida del electrodoméstico si llevamos un correcto mantenimiento. Aquí te voy a dar una lista con todo lo que necesitas saber sobre el cuidado óptimo de tus keaparatos. Cuanto mejor mantengas las máquinas, más estarás cuidando el planeta.

Protege la lavadora ante los agentes químicos

La lavadora, una gran amiga de la humanidad. ¿Qué harías ahora sin lavadora? Lavar a mano es casi impensable. Por eso si se rompe es un gran trastorno para la familia.

La lavadora tiene ciertos componentes en el interior de ella, como puede ser la resistencia o el tambor, que sufrirán daños por agentes corrosivos externos, y con esto me refiero a lo que le echamos al agua. 

El jabón para la ropa, el suavizante, la lejía y la cal son muy corrosivos a largo plazo, y nos puede llegar la sorpresa de que se ha caído el tambor, se salta la luz de la vivienda o que hace mucho ruido.

Respecto a los ruidos, los tambores o bombos de ahora no son al completo de acero inoxidable, si no que llevan una cruceta de calamina o de un material menos resistente. Este material no aguanta como el acero, sino que sufrirá más daños. Aunque no te lo creas la cal, jabones y suavizantes lo dañarán.

Para prevenir estos daños, conviene hacer un mantenimiento, que es tan sencillo como poner un buen producto limpiador una vez cada seis meses, a lavar a 90ºC. Ya muchas lavadoras tienen un programa marcado como Limpieza de tambor, el cual está preparado para esto mismo. También hace muy buen efecto echarle un vaso de vinagre y a lavar a máxima temperatura. El vinagre es un limpiador natural y nos quitará gran parte de estos productos que se quedan pegados en el interior de la lavadora.

El microondas, el gran olvidado

A parte de limpiarlo, ¿que más hay que hacer? Pues eso mismo, limpiarlo. No hay más que puedas hacer. Pero importante llevar una correcta limpia, porque si lo hacemos de manera incorrecta puede provocar una avería irreparable.

A la hora de limpiar el interior del microondas no uses productos corrosivos, que pudieran dañar el esmalte del interior. No se si nunca te ha pasado, pero que salgan ronchas de óxido en el interior del microondas es culpa en muchos casos de los productos que hemos usado. Y si sale óxido puede provocar arcos eléctricos en el interior.

También un correcto uso es importante. Si introducimos algo voluminoso (como pudiera ser una bolsa de palomitas), es importante que pueda girar correctamente, sin quedarse atrapados. Cuando no tiene plato giratorio pues mejor me lo pones; una cosa menos de la que preocuparse. Pero si no hacemos caso pueden quedar quemaduras en el interior de la cuba que no se podrán quitar con facilidad. ¿Cuantas tapas mica me habré encontradas quemadas?. A la hora de introducir platos de comida, siempre deben de ir tapados, para que no salpiquen restos de grasa por el interior.

Además, si el microondas tiene la función grill, te recomendaría usarlo de vez en cuando, para cuando quieras usarlo no te lleves sorpresas.

Cuida el lavavajillas para no terminar fregando a mano

Actualmente tengo el lavavajillas roto, pero no por cuidarlo mal (solo me faltaba) sino por una tormenta. Y la verdad es que una vez te acostumbras a usar el electrodoméstico ya cuesta mucho fregar a mano.

Los lavavajillas están trabajando constantemente con agua, y aunque tiene un sistema de decalcificación para evitar problemas con la cal, no siempre es suficiente y hay que ayudarles.

En primer lugar un uso correcto del lavavajillas es el primer paso para alagar la vida del electrodoméstico. Un buen jabón a la larga marca la diferencia. Si usamos cápsulas todo en uno, en principio no hará falta usar ni sal ni abrillantador. Pero si queda mal resultado de lavado. lee mis consejos de esta otra entrada del blog.

Preferiblemente usar jabón líquido, ya que se deshace mejor en bajas temperaturas y no deja sedimentos en el interior o en el circuito interno del lavavajillas. Las obstrucciones por cal también son comunes, aunque se dan más normalmente en zonas donde el agua es muy dura y no se usa sal para contrarrestar el efecto.

También es muy importante usar limpiadores de lavavajillas como mantenimiento preventivo. En esto es mejor gastar un poco más de dinero por algo que funcione, si no, literalmente, estarás tirando el dinero. Como consejo, te recomiendo este limpiador que puedes encontrar en amazon, para usar 3 veces al año; es lo mejor que hay.

El horno

El caso del horno es muy similar al del microondas, donde quizá pienses que no haga falta más que limpiarlo cuando esté sucio. Y es cierto: es imprescindible tener limpio el horno. Para evitar problemas mayores es muy importante tener un mantenimiento regular del horno, para evitar que se queden restos de grasa incrustados en el esmalte del horno.

Todos los hornos tienen en el interior de la cuba un esmaltado que se le da en fábrica, y en algunos casos pueden ser más resistentes que otros. Pero lo que todos aconsejan es limpiarlos con agua y jabón.

No es la primera vez ni será la última que veo un horno DESTROZADO por dentro, por haberlo limpiado con KH7. Es un desengranaste muy bueno, pero también demasiado agresivo para el interior del horno. 

Si el horno tiene función de limpieza, utilízala siguiendo las instrucciones del fabricante para un resultado óptimo. Además, si dispone de función pirólisis también utilízala, seguramente te sorprenderán sus resultados.

Hay casos en el que se trata de una segunda vivienda, en el que no estaremos durante mucho tiempo. Pues bien, conviene usar el horno como mínimo 3 veces al año para evitar averías eléctricas. Así que, cada vez que vayas a la vivienda, enciéndelo aunque no vayas a cocinar nada. Los hornos se derivan a tierra de no usarlos, y provocan saltos de diferencial. 

La campana extractora

La campana: la reina de la grasa. Depende del modelo o del tipo de instalación acumulará más o menos grasa en sus entrañas. Pero en cualquier caso, deberemos llevar un correcto mantenimiento.

Los filtros anti-grasa suelen ser de aluminio o acero, por lo que sería recomendable lavarlos a mano con agua y jabón. Muchos fabricantes indican que se pueden limpiar los filtros anti-grasa en el lavavajillas, y es cierto. Pero dependiendo del tipo de jabón que usemos en el lavavajillas puede afectar a ese color original que tienen los filtros anti-grasa. Suelen perder ese brillo y el cromado del marco puede verse afectado. La frecuencia de la limpieza de los filtros santiguara cambiará dependiendo de la cantidad de horas que se use, pero si usamos la campana a diario con comidas que desprendan vapor de aceite, quizá una vez a la semana sería recomendable.

Muchas superficies de las campanas extractoras son de acero inoxidable, por lo que sigue estos consejos:

  • No uses productos corrosivos, solo agua y jabón
  • No utilices estropajos que puedan rayar la superficie
  • Siempre pasar la bayeta de microfibra en dirección de las vetas del acero, nunca en círculos o en perpendicular a ellas.

Una vez limpia se puede aplicar un aceite para el cuidado del acero, o un producto para superficies anti-huellas, para que quede brillante como el primer día.

La secadora

La secadora es uno de los electrodomésticos que más dura, quizá porque si se lleva un correcto mantenimiento no sufrirá en exceso.

Como costumbre, simplemente hará falta limpiar todos los filtros que pueda llevar la secadora, el filtro de pelusas y el filtro del condensador. El filtro de condensados en muchos casos es extraible, pero en las secadoras de bomba de calor, lo más normal es que sea autolimpiable.

Sin embargo, hay ciertos pasos a seguir para evitar problemas de obstrucción en el depósito del agua, y que se atasque la bomba. A la hora se lavar la ropa, utiliza menos suavizante o nada en el lavado, para que la secadora no absorba la humedad con suavizante. 


El agua con suavizante, combinada con las pelusas que pudieran llegar a dicho depósito, hace que el agua sea mucho más espesa, y quizá la bomba de vaciado llegue un momento en el que no sea capaz de expulsar el agua del condensado. Esto provoca en una avería en la que, en algunas máquinas, marca el error de “depósito lleno” sin realmente estarlo.

El frigorífico

Dependiendo del tipo de nevera que tengas en tu casa, tendrás que seguir unos pasos de mantenimiento diferentes a otros. El que es común a todos es: mantenlo limpio. 

Cada cierto tiempo conviene vaciarlo por completo y limpiarlo de arriba a abajo, ya que aunque seamos muy cuidadosos siempre cae algún resto de comida o líquido por el interior. Limpia el interior con agua jabonosa o con algún producto diseñado para esta función. No te olvides de las gomas de las puertas y, si son de quitar y poner, recuerda ponerlas correctamente.

Las superficies pues más de lo mismo: tener mucho cuidado si son de acero inoxidable, agua y jabón y limpiar siguiendo la veta del acero, solamente con una bayeta de microfibra.

Frigorífico no-frost

La gran mayoría de frigoríficos en Europa son de este tipo actualmente, ya que han tenido una gran repercusión y son cómodos, ya que no hace falta descongelarlos (lo hace ello solo).

Sin embargo los frigoríficos con tecnología no-frost, disponen de un tubo en la parte trasera donde desemboca todo el agua que resulta de la descongelación automática del frigorífico. Este pequeño tubo se puede quitar, y conviene limpiarlo alguna vez, por si estuviera atascado. No es algo que haya que hacer todos los meses, pero una vez al año no está de más.

La cocina: gas, vitrocerámica e inducción

La cocina, uno de los electrodomésticos de nuestras casas que más uso tiene, si no el que más. Es importante cuidarlo, si a la larga no quieres tener una avería de la que te puedas lamentar.

Placa de gas

Las placas de gas ya no son tan comunes en España, pero si lo son en Estados Unidos y en Latino américa (creo que en el resto del mundo también). Pero el principal mantenimiento que debe llevar es: limpiar, limpiar y más limpiar.

Las cocinas de gas manchan mucho, y es difícil mantenerla pura como el primer día. Las tapas de los quemadores conviene limpiarlos con una esponja suave y agua y jabón, nada más. Y hacerlo cuando estén ya frías. No le eches productos químicos y mucho menos cuando está todavía caliente: estos agentes se pueden comer el esmalte protector y quedar manchas que no desaparecerán jamás.

A parte de esto, sigue los consejos del fabricante para unas instrucciones más específicas.

Vitrocerámica

Pudiera parecer mucho más fácil mantener que la placa de gas, y es cierto. Aquí la superficie es lisa por completo y solo hay que mantenerla limpia.

¿Keaparat es este? Llamamos vitrocerámica a las cocinas con fuegos radiantes, o resistivos (los que se ponen rojo incandescente bajo el cristal). Estos también quedan sucios al terminar de cocinar, ya que es fácil que se derrame algo de comida y se quede pegado.

Para evitar rayones en la superficie usa una rasqueta de vitro bien afilada, y con un ángulo de 45º respecto al cristal. Además, solamente usa producto para limpiar vitrocerámicas cuando la superficie no esté caliente, porque pueden provocar efectos adversos.

Placa de inducción

Y esta última es mucho más fácil de limpiar y mantener que las anteriores. Prácticamente no se manchan, ya que no emiten calor, y si algo se derrama se puede limpiar con facilidad; es decir, no se queda pegado en el cristal. 

Normalmente con algún producto de limpieza y una bayeta o esponja suave se deja como nueva la cocina. Si en algún momento algo se queda pegado hay que realizar la misma operación con la rasqueta de la placa: 45º de aplicación y movimientos en perpendicular (nunca de lado porque rallaremos la placa).

Además no conviene arrastrar los recipientes por la placa, pudiera hacer pequeñas marcas que nunca se podrán quitar. Probablemente te interese la entrada sobre cuáles son los mejores recipientes para inducción.

El pequeño electrodoméstico

No pensaba incluir esta categoría en la lista, pero creo que puede ser interesante. Se puede pensar que lo único que hay que hacer es mantenerlo limpio (lógicamente), y además de esto se puede tener alguna pequeña precaución para cuidar nuestros keaparatos.

La cal hace mucho daño

Lo que es cierto es que la cal es un elemento indispensable en el agua potable actualmente, ya que elimina las bacterias y virus de el agua que nos llega directamente a nuestra vivienda. Pero a los PAEs les hace daño. Los que se ven afectados son los centros de planchado y cafeteras.

Cortocircuitos y sobretensiones

Hay poco que podamos hacer en esta situación, pero siempre conviene tener algunas precauciones como no dejar el aparato enchufado si no estamos utilizándolo, o tener la tostadora limpia.

Al final, cualquier máquina que esté conectada a la corriente está expuesta no solo a cortocircuitos, sino a cualquier tipo de alteración eléctrica. En este grupo se puede incluir a la tostadora, la plancha, cafetera, aspiradora, batidora, licuadora y robot de cocina.

De todos los keaparatos que acabo de mencionar, probablemente habrá muchos que dispongan de un interruptor de encendido y apagado (on/off). Con este será suficiente en la mayoría de los casos; no te preocupes, no hace falta que estés soltando todos las clavijas de los enchufes 10 veces al día 😁

Recuerda, solo tenemos un planeta. Cuanto mejor cuides los keaparatos de tu casa, más durarán. Y cuanto más duren, menos chatarra generarás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *